Reservar cita

Oficina vs. coworking: reducir gastos sin empeorar la calidad es posible

Hoy en día, reducir gastos es clave para lograr la viabilidad económica de cualquier empresa. De hecho, si tienes un negocio propio, seguro que eres muy consciente de ello. Pero ¿cómo hacerlo sin perjudicar la calidad del servicio que prestas a tus clientes? La solución pasa por sustituir tu actual oficina por un espacio de coworking.

Con una oficina convencional es muy difícil reducir gastos

La palabra que mejor define a esta época es incertidumbre. Por este motivo, alquilar una oficina convencional no es una buena idea. Ten en cuenta que el propietario te exigirá un período mínimo de permanencia y el pago de una fianza. Si decides trasladar tu negocio antes de que venza o de que sea legalmente exigible, la perderás.

Entregar el equivalente a una o dos mensualidades de alquiler en concepto de fianza puede ser algo muy difícil de asumir para tu negocio, sobre todo si está en sus primeras etapas. Además, aunque luego la recuperes, no podrás contar con ella cuando quieras si la necesitas.

Otra cuestión muy importante es el espacio. En este sentido, es muy probable que te hayas visto obligado a alquilar una oficina con un tamaño superior al que necesitas. También puede que se te haya quedado pequeña y que el blindaje del contrato de alquiler te impida irte a otra más grande. ¿Quieres saber la solución? ¡Sigue leyendo!

Lleva tu negocio a un espacio de coworking

Los inconvenientes de las oficinas convencionales para pequeños negocios como el tuyo han quedado más que claros. Ahora bien, ¿cómo los soluciona la contratación de un trastero para empresas asociado a un espacio de coworking?

En primer lugar, un coworking sale mucho más barato que alquilar una oficina. Solo tienes que echar un vistazo a nuestros precios para darte cuenta de ello. Además, en ellos vienen incluidos todos los servicios que puedas necesitar. Hablamos, por ejemplo, de la electricidad, del agua, de la conexión a internet y de la seguridad. Sin duda, pagarlos por tu cuenta te saldría mucho más caro.

Por otro lado, dentro de nuestras instalaciones encontrarás a tu disposición salas de reuniones con equipos audiovisuales. Así que, si tienes que recibir a un cliente, podrás atenderle de forma privada y conveniente.

También te brindamos la posibilidad de alquilar un trastero asociado a tu oficina. En él podrás guardar cómodamente los equipos que necesites en tu día a día. Incluso lo puedes usar como almacén desde el que gestionar el stock de tu tienda en línea.

Pero ¿qué sucede si tu combo de coworking y trastero se te queda pequeño porque a tu negocio le va bien? Nada. Solo tendrás que contratar más espacio. ¿Y si te va mal y te ves obligado al cierre? No hay problema tampoco, ya que el contrato no tiene permanencia ni fianza.

Todo esto te permitirá reducir gastos sin comprometer la calidad del servicio que brindas a tus clientes. ¿A qué esperas para ponerte en contacto con nosotros y contratar tu espacio de coworking en Storemore?