keyvisual

Contrato de alquiler de trasteros, todo lo que hay que saber

Un trastero es un espacio bastante rentable, nos permite contar con espacio extra para almacenar todo aquello que nos estorba en casa y al mismo tiempo, nos ofrece una mayor flexibilidad en caso de que surja una mudanza express, una reforma o algún otro imprevisto del día a día, pero… ¿cómo hago para alquilar un espacio de este tipo?

Gracias a los contratos escritos tenemos la oportunidad de sacar el mayor provecho de un espacio con el que antes ni siquiera contábamos.

A continuación te presentamos las claves para contratar un trastero con todas las garantías legales posibles, sin riesgos y de la manera más sencilla y ordenada posible.

¿Cómo es un contrato de alquiler de trasteros?

El contrato de alquiler de un trastero no es muy diferente a cualquier otro contrato de arrendamiento tal y como lo conocemos. Permite al arrendatario el uso y/o disfrute del espacio que arrenda a través de un documento legal que acredite ese intercambio de bienes y servicios.

El hecho de contar con un documento escrito, lo que hace es protegernos legalmente y proporcionarnos la garantía de que, si se produce cualquier tipo de desacuerdo por alguna de las partes, contamos con un respaldo legal y veraz al que poder agarrarnos a la hora de demostrar el acuerdo al que se llegó en su día entre las partes. Este documento legal nos puede ser muy útil en el caso de que se generen desacuerdos, desperfectos en el espacio arrendado y cualquier otro tipo de incidencias.

¿Qué debe incluir un contrato de alquiler de trastero?

Aunque todos los contratos de alquiler tienden a ser iguales, cuando hablamos del trastero existen una serie de cláusulas a las que debemos atender de cara a protegernos de cualquier tipo de conflicto que pudiera surgir en el futuro. Por otra parte, al margen de las personas que intervienen, también conviene pensar en la normativa aplicable para que no nos pille por sorpresa.

Lo primero que debe definirse en el contrato de arrendamiento son los intervinientes, es decir, todas las partes implicadas en la firma del contrato: desde arrendador y arrendatario, hasta avalista o representantes, en el caso de que los hubiese.

Tras la presentación de las partes implicadas, se procederá a la descripción del habitáculo (características, localización superficie, equipamiento, si lo hubiera…) con la correspondiente confirmación por parte del arrendatario de que conoce las condiciones en las que se le hace entrega del espacio al que aplica este acuerdo.

Otro punto interesante a remarcar, puede ser el tipo de uso que le vamos a dar al espacio, esto es especialmente importante de cara al arrendador, ya que le protege contra usos inadecuados del espacio contratado y evita que el arrendatario pudiera utilizar el trastero como vivienda o darle un uso comercial o industrial.

Por último, también se acordarán por escrito el importe de la renta, la forma de pago y la duración del arrendamiento y el tiempo de validez del contrato. Esto, que vale tanto para locales de almacén como para espacios de coworking, es algo que debemos tener muy en cuenta desde el principio para que no se nos escape nada.

Como dato extra, debemos advertir que hay contratos de trasteros en los que podemos solicitar un subarrendamiento si ambas partes están de acuerdo, pero que en el caso de que el subarrendamiento no sea una opción habrá que indicarlo de forma explícita dentro del mismo contrato.

Por último, existen algunas cláusulas optativas que pueden aparecer en el contrato, como el depósito de una fianza, depósitos adicionales de garantía, avales o derechos de adquisición preferentes para el arrendatario, entre otros.

storemore, tu sitio para alquilar trasteros de forma eficaz

Los trasteros inteligentes se han hecho un gran nombre en el mercado. Con el espacio de un trastero tradicional pero la flexibilidad de estar adaptado a las nuevas tecnologías, nos encontramos con un espacio que reúne todas las condiciones que nos hacen falta para una buena gestión de nuestro espacio.

Con reserva online, sin plazos de preaviso, acceso las 24 horas del día durante toda la semana -incluyendo festivos o fechas no laborables - y una asistencia personalizada que nos permite tratar cualquier tipo de duda relacionada con el servicio, tenemos un local en el que no solo podemos almacenar nuestras pertenencias con total seguridad, sino también contar con espacios de trabajo adaptados a nuestras necesidades.

storemore, llega para darle una vuelta de tuerca al sector del alquiler de trasteros convencionales. Con una visión mucho más sostenible, una oferta 100% flexible, y una app desde la que podemos acceder a nuestro espacio personal, de forma totalmente privada y por supuesto, digital.

En definitiva, si desde hace tiempo estás buscando alquilar un trastero, nosotros te lo ponemos fácil ¿De verdad vas a renunciar a ese espacio que tanto necesitas?

Te presentamos nuestros trasteros

Súper asequible y súper práctico, nuestros trasteros te sorprenderán por su capacidad. No te dejes engañar por la primera impresión, nuestra calculadora inteligente, es capaz de demostrarte que puedes almacenar muchas cosas en muy poco espacio. Encuentra el trastero que mejor se adapta a tus necesidades concretas y cuenta con nosotros para todo lo que necesites.

Nuevo espacio de almacenamiento.

Cerca de ti y en todo Madrid. storemore significa: espacio, seguridad, innovación, transparencia, sostenibilidad… ¿Quieres visitarnos? Echa un vistazo a nuestras nuevas ubicaciones aquí.